Created By Freecode IT Solutions
Blog
Esta parte rosada en el ojo de este bulldog es su glándula que normalmente se encuentra por la cara interna de su tercer párpado o también llamada membrana nictatante, pero que en este caso se encuentra inflamada y prolapsada. La importancia y relevancia de esto es que  dicha glándula se encarga de un poco menos del 50% de la producción total de la lágrima del ojo, además de funcionar como primera barrera de defensas contra microorganismos que puedan ingresar al ojo. La membrana nictitante o tercer párpado funciona también para evitar que ingresen cuerpos extraños al ojo, y para extender la lágrima en toda la córnea. Por todo esto, el tener tanto el tercer párpado como la glándula de éste inflamados contribuyen a que haya resequedad en el ojo así como predisposición a infecciones secundarias e incluso si es crónico el problema podría terminar en una úlcera corneal y perforación del ojo. La manera de resolver el problema es con tratamiento a base de antibióticos y antinflamatorios tópicos (en gotas) y generalmente acompañado de cirugía para volver a posicionar y fijar  la glándula en su lugar, nunca debe ser retirada, ya que eso perpetuaría el problema en dicho ojo. A este padecimiento también se le conoce como "ojo de cereza".
Ojo de cereza
Temas
Blog
Cuando un paciente presenta un úlcera corneal que se complica con infección tiende a profundizarse muy rápido y llegar a perforar el ojo y en muchas ocasiones por no ser atendidas a tiempo el paciente termina perdiendo el ojo. En estos casos clínicos complicados es necesario en la mayoría de las ocasiones recurrir a cirugía  para salvar el ojo. En estas imágenes vemos una de las técnicas realizadas  para esto llamada "mandil o colgajo conjuntival " en donde recortamos un poco del tejido de la conjuntiva de alrededor del ojo y creamos una lengüeta para luego suturarla sobre la lesión y de esa manera ayudar a que cicatrice y salvar el ojo y la visión. Existen otras técnicas como colocación de membranas de distintos tejidos (amniótica, de submucosa intestinal, de colágeno y otras) cada una con sus ventajas y desventajas pero todas encaminadas al mismo fin de tratar de salvar el ojo. Siempre el propietario debe saber que es de suma importancia el cuidado y medicación postquirúrgica para lograr el éxito en este tipo de cirugías.Cuando un paciente presenta un ulcera corneal que se complica con infección tiende a profundizarse muy rápido y llegar a perforar el ojo y en muchas ocasiones por no ser atendidas a tiempo el paciente termina perdiendo el ojo. En estos casos clínicos complicados es necesario en la mayoría de las ocasiones recurrir a cirugía  para salvar el ojo. En estas imágenes vemos una de las t écnicas realizadas para esto llamada "mandil o colgajo conjuntival " en donde recortamos un poco del tejido de la conjuntiva de alrededor del ojo y creamos una lengüeta para luego suturarla sobre la lesión y de esa manera ayudar a que cicatrice y salvar el ojo y la visión. Existen otras técnicas como colocación de membranas de distintos tejidos (amniótica, de submucosa intestinal, de colágeno y otras) cada una con sus ventajas y desventajas pero todas encaminadas al mismo fin de tratar de salvar el ojo. Siempre el propietario debe saber que es de suma importancia el cuidado y medicación postquirúrgica para lograr el éxito en este tipo de cirugías.
Úlceras corneales