Created By Freecode IT Solutions
Blog
Esta hermosa Bulldog se llama Gala y como muchos perritos de su raza (entre otras razas predispuestas), padece de ojo seco, lo que quiere decir que no produce la cantidad de lágrima para mantener bien humectada la córnea de sus ojos y eso tiene como consecuencia una inflamación crónica generando infecciones recurrentes en su conjuntiva y una alta predisposición a presentar úlceras corneales, así como a largo plazo un deterioro permanente de sus córneas formando una capa de células pigmentadas que la recubren y pueda llegar a generar ceguera. La causa de este padecimiento puede ser variada pero comunmente se asocia a un proceso inmunomediado, y se aprecia con mucha frecuencia en pacientes con alergias crónicas en su piel. Existen tratamientos médicos que en la mayoría de lus casos son eficientes pero deben administrarse de por vida, y consisten en gotas para los ojos, e incluso como en el caso de Gala, se le aplican inyecciones en su conjuntiva de un producto inmunomodulador llamado Sirolimus. Los casos graves y/o que no respondan a tratamiento médico requieren tratamiento quirúrgico que consiste en trasladar un conducto salival (parotídeo) hacia el ojo para lograr que éste último pueda mantenerse lubricado con saliva. Es importante que si se observa que los ojos de la mascota presentan secreción verdosa o amarillenta, sea llevado a revision oftalmológica.
Ojo seco
Temas
Blog
Esta hermosa Bulldog se llama Gala y como muchos perritos de su raza (entre otras razas predispuestas), padece de ojo seco, lo que quiere decir que no produce la cantidad de lágrima para mantener bien humectada la córnea de sus ojos y eso tiene como consecuencia una inflamación crónica generando infecciones recurrentes en su conjuntiva y una alta predisposición a presentar úlceras corneales, así como a largo plazo un deterioro permanente de sus córneas formando una capa de células pigmentadas que la recubren y pueda llegar a generar ceguera. La causa de este padecimiento puede ser variada pero comunmente se asocia a un proceso inmunomediado, y se aprecia con mucha frecuencia en pacientes con alergias crónicas en su piel. Existen tratamientos médicos que en la mayoría de lus casos son eficientes pero deben administrarse de por vida, y consisten en gotas para los ojos, e incluso como en el caso de Gala, se le aplican inyecciones en su conjuntiva de un producto inmunomodulador llamado Sirolimus. Los casos graves y/o que no respondan a tratamiento médico requieren tratamiento quirúrgico que consiste en trasladar un conducto salival (parotídeo) hacia el ojo para lograr que éste último pueda mantenerse lubricado con saliva. Es importante que si se observa que los ojos de la mascota presentan secreción verdosa o amarillenta, sea llevado a revision oftalmológica.
Ojo seco